sábado, 6 de marzo de 2010

Volar sobre el pantano



Si sientes que la vida no tiene sentido, que los problemas están acabando contigo, memoriza esta parábola

"Un pájaro que vivía resignado en un árbol podrido en medio del pantano, se había acostumbrado a estar ahí, comía gusanos del fango y se hallaba siempre sucio por el pestilente lodo.

Sus alas estaban inutilizadas por el peso de la mugre, hasta que cierto día un gran ventarrón destruyó su guarida; el árbol podrido fue tragado por el cieno y el se dio cuenta de que iba a morir.

En un deseo repentino de salvarse, comenzó a aletear con fuerza para emprender el vuelo, le costó mucho trabajo porque había olvidado cómo volar, pero enfrentó el dolor del entumecimiento hasta que logró levantarse y cruzar el ancho cielo, llegando finalmente a un bosque fértil y hermoso."

Los problemas son como el ventarrón que ha destruido tu guarida y te están obligando a elevar el vuelo o a morir.

Nunca es tarde. No importa lo que se haya vivido, no importa los errores que se hayan cometido, no importa las oportunidades que se hayan dejado pasar, no importa la edad, siempre estamos a tiempo para decir BASTA, para oír la llamada que tenemos de buscar la perfección, para sacudirnos el cieno y volar ALTO y muy lejos del pantano.

Abandona la vía segura y cómoda. Lánzate a la ruta incierta, llena de enigmas e inseguridades. Dios te acompañará y te dirá qué camino tomar.

Autor desconocido




7 comentarios:

  1. El cuento es m uy aplicable a la vida actual, y en ello estriba su moraleja.
    Todos estamos condenados a vivir antes de morir, asi que volvemos en busca del lugar mejor para pasar los años.
    Con cariño

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa reflexión, a veces el lugar de comodidad no lo es tanto pero lo preferimos a experimentar el dolor que producen los cambios.

    Un gusto leerte.
    Buen finde.

    ResponderEliminar
  3. y...cuando el pájaro tiene polluelos, y éstes no saben volar todavía?...y sus decisiones les inflúyen?...El instinto de protección y maternal, el amor incondicional, es mucho mayor, que cualquier cosa, se sacrifica absolutamente todo, incluso la propia vida...

    1 12 bk

    ResponderEliminar
  4. Sí, Albino, es un cuento que se puede aplicar a la actualidad.

    Sí, Julia, cuestan lso cambios, y a veces es mejor hacerlos.

    1 12 bk, si lso polluelos no saben volvar, es como dices. Pero los polluelos crecen, y después vuelan solos.

    Muchos besos a los tres.

    ResponderEliminar
  5. Esta entrada es como la vida, algunos deben atravesar ese pantano
    o convivir con los que viven sumergidos en él, las alas no deben perder nunca su funcionalidad y como sea siempre volar. Ser libres, en el alma, en el cuerpo y en nuestras decisiones de vida.
    Un beso alado

    ResponderEliminar
  6. Muchas veces, por propia comodidad o vagancia, nos limitamos a una rutina que no nos beneficia nada, ni nos resulta gratificante. Es conveniente mover las alas, aunque duela y emprender el vuelo, pues alomejor cuando queramos hacerlo, ya no podremos.

    Un beso guapa

    Pilar

    ResponderEliminar
  7. Que precioso relato.

    "Abandona la vía segura y cómoda. Lánzate a la ruta incierta, llena de enigmas e inseguridades. Dios te acompañará y te dirá qué camino tomar."

    Yo hice de este pensamiento mi doctrina.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...