miércoles, 21 de abril de 2010

Adiós


Ha salido un día azul, y el asfalto tienes nubes.
Aún no hay risas, pero no hay lluvia.
Las lágrimas no empapan el suelo.
Están los ojos secos como el alma.
El dolor ha besado la tierra, que se estremece.

El deseo se desliza entre las rayadas columnas, y se evapora.
Los sueños huyen como lagartijas.
Reposo la cabeza sobre una almohada repleta de ausencia.

Una sombra se pierde a lo lejos, el viento la empuja. Hace frío.

Queda fija la belleza en la retina, empañando los ojos,
cegando al amor para siempre.
Un beso al aire lleva el adiós. El sol se oculta.

Sakkarah




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...