viernes, 30 de abril de 2010

En la oscuridad


En la oscuridad, bajo la luz tenue de las persianas, respiro tu aliento, se pierde en tu boca mi añoranza, y el anhelo de la espera.

Cuando la puerta se ha cerrado, el mundo se disuelve quedando tras ella, sin perturbar nuestras horas.

En los abismos del placer me pierdo para caer en lo más hondo de tu alma y allí reposar por siempre.

Sakkarah



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...