viernes, 21 de mayo de 2010

Necesito la calma


Necesito la calma del mar en el corazón, el sonido de las olas al romper, como nana que arrulla.

Me entrego a la vida, derrotada en mi empeño. Me entrego a la soledad para que me abrace. Dejo que los deseos se pierdan en un infinito desconocido, en una corriente de estrellas. En río de sangre dejo perder lo vivido, y me someto a la dulzura de la pérdida.

Saco mi clavos sin rellenar los vacíos, cubro mi cuerpo de flores hasta desaparecer entre ellas.

Escucho las voces como tambores lejanos, y pienso que todo es un sueño a donde no pertenezco. Ya no me queda sed de molinos de viento. Dejo reposar el corazón como si fuera un libro cerrado.

Sakkarah




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...