lunes, 17 de mayo de 2010

Pálida...


Pálida comenzó a andar por la galería, el mordisco fue rápido, sin darle tiempo a reaccionar. Él la había engañado diciendo que en la noche dormía. No, no era cierto. Salía cada día al anochecer en busca de otras personas que vivían de lo mismo, todos lucían sus colmillos prominentes, y su cara de cinismo.

Le repelía el recuerdo de su contacto. Le había robado un sorbo de inocencia. Se entregó a una fiera con maneras de niño, un monstruo sin escrúpulos, sin sentimientos. Había perforado su piel semi virgen, y con ello su alma. Escapó el sentimiento entre la sangre hasta dejar el vacío. Se había llevado el color rosáceo que da la vida.

El coraje hacía que aún le quedara pulso, y rabia. Sobreviviría.

Los colmillos crecían cada noche, y pujaban por alimentarse de sangre, pero el poder de su mente sostenía su instinto. No se convertiría en un ser despreciable como quien la contaminó. Aguantaría las estoicas noches en pie, sin acercarse a la puerta, y sin asomarse a la lápida vacía que él dejaba. Se escondería en las sombras, pero él no la vencería.

Sakkarah




30 comentarios:

  1. ...Nada, ni nadie debe anular nuestra personalidad...
    Bonito relato y todos deberiamos ser pálido-as.

    Muaks.

    ResponderEliminar
  2. Resistiendo la metamorfosis. Muy buena foto.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado especialmente la tematica me atrae mucho...
    la foto perfecta un besito

    ResponderEliminar
  4. Jejeje. Menudo mensaje has dejado oculto en este texto. Muy bueno por cierto, y la foto expectacular

    ResponderEliminar
  5. Buen relato. Seguro que él creía haberla esclavizado, pero ella resistía en lo más recóndito de su ser.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Sí, Cesar, a mi me encantó...Es gótica.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Antares, hoy va de vampiros...

    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. Jajaja, El arte de sentir, si lleva mensaje. La foto es muy buena.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. No es bueno quedarse con el veneno en el alma. Es un paso muy importante ser uno mismo sin dejarse arrastrar por... por tantas cosas en la vida que refulgen por segundos pero que se apagan... por segundos; o sentimientos "negros" de revancha u odio que no merecen la pena alimentarlos... A veces, la mejor opción, es ir encontra del sistema... sea cual sea.

    Sí, hija... jeje... es que el tema da para mucho, en muchos sentidos.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  10. Tu escrito está muy bien...sobre todo el mensaje que encierra....no podemos tratar a todas las rosas mal,solo porque una nos araño.....no podemos pagar con la misma moneda...siempre termina mal....me ha encantado....un besico Sakkarah...

    ResponderEliminar
  11. La imágen utilizada produce escalofríos, como el micro-relato que dá mucho que pensar. Enhorabuena por tu saber hacer. Saludos!!!

    ResponderEliminar
  12. Jajaja, Guillermo, es eso que dices, pienso lo mismo.

    Muchos besicos.

    ResponderEliminar
  13. Me ha gustado tu manera de expresarlo, Carmen. Un besico.

    ResponderEliminar
  14. Se va enfadar Vampi, y ya sabes como las gasta eh ...


    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Jajaja, Anónimo, y quien es Vampi?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. La diosa del templo.

    jejeje a no ser que haya renuciando al poder de la belleza

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Jajaja,ni idea, sabe dios quien será para ti una diosa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Solía pasear por el templo de Machado con la prima de Cleopatra.

    jejeje anda que ya te vale

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Jajajaja, si es que no te explicas...

    Un beso. Anónimo formal. No se le escapa ni un minúsculo beso.

    ResponderEliminar
  20. Debemos nuestro cuerpo vaciar de esos venenos que nos quieren inocular,y mirar para otro sitio donde veamos amor y felicidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Sí, Jose. Eso es lo mejor...Un beso y un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. me gusto mucho sobre todo la parte, que dice que no la vencería.

    Muy buen relato.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Dejarse vencer es claudicar, nadie tiene derecho arrebartarnos nada que no queramos dar de forma voluntaria.
    Buen día de martes Sakkarah
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Con fuerza y valentía
    enfrentándose a los
    mordiscos que da la vida,
    así es como tenemos
    que seguir viviendo.

    Me encantan estos relatos tuyos con esa chispa de vampirismo.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  25. Muchas gracias, Lorena. Un amrazo y un beso.

    ResponderEliminar
  26. Sí, Eurice, nadie tiene derecho, ni a cambiarnos...

    Un abrazo y un beso.

    ResponderEliminar
  27. Muchas gracias, Marisa, es cierto que así hay que vivir.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...