sábado, 22 de mayo de 2010

Renuncia de amor



Desgraciado Catulo, deja de hacer locuras,
y lo que ves perdido, por ello dalo.
Brillaron para ti en otro tiempo blancos los soles,
cuando acudías allá donde quería una muchacha,
amada por nosotros como no será amada ya ninguna.
Eran entonces aquellas tantas diversiones
que deseabas tú y que ella no rehusaba.
Brillaron, sí, para ti blancos los soles.
Mas ella ya no quiere, y tú -reprime la pasión-
tampoco quieras,
ni vayas tras quien huye, ni vivas desgraciado,
sino que, duro el ánimo, tente firme. No sientas.
Adiós muchacha, Catulo ya no siente.
Pues que no lo deseas, ya no te irá a buscar
ni te hará ruegos,
pero tú sufrirás cuando nadie te ruegue.
Ay de ti, desdichada, ¡qué va a ser de tu vida!
¿Quién va a estar junto a ti? ¿Quién te verá bonita?
¿Ahora a quién vas a amar? ¿De quién dirán que eres?
¿A quién vas a besar? ¿Morderás en qué labios?
Pero Catulo, tú, condenado, no sientas.

Cayo Valerio Catulo




21 comentarios:

  1. Estupendo este poema en que el desamor de Lesbia obliga a Catulo a oscilar entre el sufrimiento del rechazo y la arrogante dignidad al uso de aquél más vehemente becqueriano Como yo te he querido...; desengáñate, ¡así no te querrán!

    Besos con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  2. Genial!
    Solo un pero...no concibo que un ser humano sea de nadie, salvo de si mismo.
    Buen finde!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Querido Catulo no sabes la suerte que tienes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. renunciar al amor es morir en vida.

    ResponderEliminar
  5. wowwwwwwwwww

    el amor da sorpresas buenas o malas pero sorpresas siii

    Saludos desde Perú

    ResponderEliminar
  6. wowwwwwwwwww

    el amor da sorpresas buenas o malas pero sorpresas siii

    Saludos desde Perú

    ResponderEliminar
  7. No quiero escribir nada, cualquier cosa que diga pienso que diluirá este sabor que me ha dejado la lectura. Asi que me retiro a saborearlo.
    Un gustazo, me he fascinado
    Ro

    ResponderEliminar
  8. Catulo ha poseído y disfrutado del amor ,pero debe saber que el amor se puede convertir en una pavesa siendo transportada por otras brisas mas agradables.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Me alegra que te guste, Juanjo...

    Muchos besos con cariño.

    ResponderEliminar
  10. Sí, Eurice, pero como el amor une, enseguida se acostumbra uno a esa unión.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo, ¿por no sentir? Pues seguro que si la tiene.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Sí, Ex-compi, pero...a veces no queda otro remedio.

    ResponderEliminar
  13. Me alegra qeu te guste, Ro.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Sí, Jose, lo que es el amor, puede resurgir, aunque no sea con la misma persona...

    Un abrazo y un beso.

    ResponderEliminar
  15. Tiembla el pensamiento, ante tal hechizo de letras, como habla el fuego.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  16. El, que ama y se le pide que no lo haga, que no sienta. Ella, que no quiere ser amada... ¿qué será de ella cuando no haya quien la ame? ¡Qué difícil es sentir!

    Feliz semana, Sakkarah. Besos.

    ResponderEliminar
  17. genial.... hermoso y doloroso relato

    abarazos

    ResponderEliminar
  18. Sak, yo creo que se va a tener que resignar Catulo, jajaja mordían los labios en esa época!
    Es el nacimiento de la poesía del desamor tal vez?
    Feliz fin de semana
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  19. Precioso escrito y duro y triste final
    un beso

    ResponderEliminar
  20. Ashia, Wara, Lorena, Auroraines y Antares, muchas gracias por los comentarios, y muchos esos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...