jueves, 6 de mayo de 2010

Somos


Somos nuestros peores jueces...Nos es difícil perdonarnos.

Sakkarah




11 comentarios:

  1. Implacables, aunque no hagamos públicas nuestras sentencias.

    Besos,

    ResponderEliminar
  2. Eso creo yo, César.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. La memoria es el yugo que nos somete una y otra vez. Como olvidar sin tiempo de espera?...tiempo al tiempo

    mi rosa para ti

    ResponderEliminar
  4. El perdón a uno
    mismo es un duro
    aprendizaje.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. El perdonarse a si mismo es tan imprescindible como respirar, no es opcional.

    Yo hasta lo he tomado gusto y de vez en cuando hago algo para perdonarme despues.

    Trovi (haciendome perdonar)

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Lilith por tu rosa...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Sí, Marisa, es duro, cuesta...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. Jajaja, Trovi, tú lo que haces es trampa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. No hay nada que perdonar si nos aceptamos, lo que hicimos fué por convicción y si erramos de ello aprendemos, culpables nunca ;)
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Si,somos nuestros propios jueces los que deseamos hacer las cosas bien,y tener esa riqueza que es la sinceridad el amor y la lealtad

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Mu muy cierto siempre nos estamos juzgando y siempre con más severidad...
    un beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...