viernes, 11 de junio de 2010

Al salir


Al salir me gusta el bullicio, sólo me gustan los lugares llenos de soledad cuando hace sol y, este, calienta. Me gusta ver las calles sembradas de escaparates. Las zonas residenciales, donde las tiendas se apilan en un gran centro comercial, me resultan frías, y a veces tristes. Son como pequeñas ciudades dormitorio.

La verdad es que no siempre al caminar uno se fija en las caras de los demás, pero son bultos que hacen compañía al pensamiento. Andas sumida en tus problemas y, de repente, uno de esos espectros en el que tú no reparabas, te despierta con un saludo. La sonrisa sale automática, como también es automático el devolverla.

La polución te envuelve, pero lleva tantos años de compañera que se convirtió en los zorros plateados del cuello tu abrigo, ya no la notas. Al fin y al cabo tu mente está igual de contaminada con tantas cosas que no llegas a comprender. La injusticia de la vida es la hebilla del cinturón que va atado a tu cadera.

Y sigues caminando, ya no esperas sorpresas, sólo vas contando los pasos que no saben a donde se dirigen.

Sakkarah




18 comentarios:

  1. Hay días que se asemejan idénticos a otros, aunque sean totalmente diferente, porque todos los días, no son iguales... Porque todos los días, aunque nos lo parezca, no somos iguales.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  2. Pues es cierto...Todo es cambio. Muchos besicos, Guillermo.

    ResponderEliminar
  3. "La injusticia de la vida es la hebilla del cinturón que va atado a tu cadera."

    La vida es lo que es, la injusticia la hacemos nosotros. Cambiamos sueños perfectos por disgustos y desamores.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Me dio una gran melancolia tu post...

    Me gusto la música de Isabelle Boulay...no la conocía..

    Que tengas un bonito fin de semana

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me gusta de vez en cuando parar un poco y fijarme en algunas caras. Y fijarnos en caras de gente que vemos pasar todos los dias y nos damos cuenta que al final nunca las habiamos visto? Es que ni siquier tenian caras verdad? Eran solamente sombras.

    Un beso

    Flor

    ResponderEliminar
  6. Bueno, Osane, elegimos mal, pero también hay injusticias, que no las cometemos nosotros mismos, aunque sí en general el género humano.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Me alegra que te gustara la música, NV, muchos besos, y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Sí, Flor, a veces pasamos por la vida a ciegas...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Pasear por esa hermosa Gran Vía Madrileña es como ir descubriendo trocitos de verdadera ilusión ,con la maravillosa creación de esos grandes escaparates.

    No reparas en la gente, estas dejando salir esa alegría esa ilusión que te da ver tanta creatividad,pensando que hermoso es vivir ver oír y sentir.

    Un abraza mi estimada Sakkarah

    ResponderEliminar
  10. bellissimo post , hermosa Sakkarah ....
    divirta-se !

    ResponderEliminar
  11. Hermosa musica!!!!! el post me dió un chiquitin de tristeza. Y es verdad, q a veces sumidos en nuestro propio universo, no miramos a la cara de la gente,solo vemos bultos q se mueven.Ufffff vaya viernes. Bueno feliz !!!!!Finde!!!! desde el fin del mundo.

    ResponderEliminar
  12. Depende en que plan salgas Sakkarah
    si es con ánimo de paseo y disfrutar viendo los negocios o alguien que llame tu atención, sino cada cual va en su mundo, de acuerdo al tiempo o apuro que lleva.
    Mi ciudad es relativamente chica, de 100.000 habitantes así que sus centros comerciales son por barrio, pero viviendo en una ciudad grande o chica pasa lo que decís.
    Me pasó de cruzar una gran avenida y se me acerque una abuela y me pida la ayude a cruzar tomándose de mi brazo, depende las personas el grado de frialdad...
    Feliz fin de semana!
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Digo yo, y por qué esperar el saludo ajeno que nos saca de nuestro mundo urbano y, más bien, por qué no ir por ahí saludando a los demás y recordando algo: que todos somos hermanos.

    ResponderEliminar
  14. A mi no me entusiasma el bullicio; pero sí me gusta ver gente en la calle y saludarlas y devolvernos sonrisas. Aquí en un pueblo eso aún es posible. Lo que si veo, y cada día más, es que a la gente parece que le cueste dinero saludar. Andan con la cabeza gacha, esquivando el "buenos días" o el "adiós". Lo esquivan como si les costase dinero la palabra y les arruinase el bolsillo la sonrisa.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Que música tan bonita!!!!
    LLa verdad es que muchas veces vamos por la vida sin mirar a nuestro alrededor, ciegos...
    Yo tambien me sorprendo a veces con un saludo y una sonrisa inesperados en este mundo de prisas...
    un besito y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  16. La montaña es la que es....somos nosotros los que nos tenemos que adaptar....me ha gustado mucho tu entrada Sakkarah...besico guapa...

    ResponderEliminar
  17. Ah!!!!se me olvidaba y o prefiero lo urbano...lo demás a ratos...un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Yo voy contando esos pasos por la playa, libro en mano o protegido bajo mi sudadera si llueve, sin chubasquero ni paraguas...Oyendo el silencio de las olas, el de las gotas de agua cayendo sobre mi calva...A la vez Paz y nada...Algo contradictorio
    Bueno, que me estoy poniendo boberas jejeje
    Bésix

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...