martes, 15 de junio de 2010

Cerebros...



Cerebros sofisticados como el de los monos están
más dispuestos a cambiar de opinión que los
humanos, a pesar de tener un cerebro todavía
más sofisticado. Nos resistimos como gatos panza
arriba a cambiar de opinión; es más, lo consideramos
una frivolidad cuando no una traición.
Como me gusta recordarles a mis nietas, hasta la
estructura de la materia cambia de sólido a líquido
o de líquido a gaseoso. ¿Cómo no va a cambiar
de opinión una persona si no quiere que los
acontecimientos se la lleven por delante?

Eduard Punset




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...