miércoles, 23 de junio de 2010

La piedra...


La piedra aflora a cada paso haciéndote un arroyo.
No eres río caudaloso,
pero haces escuchar la canción eterna del agua.
En tu orilla le pienso,
mientras mi sentimiento se escapa entre los arbustos,
se enreda en los árboles.
Tu rumor entona un susurro de amor en mi oído,
y mi soledad adquiere la inmensidad del cielo.

Sakkarah




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...