lunes, 28 de junio de 2010

Proliferan...

Autor imagen: Pixelnase


Proliferan los estudios sobre curiosas explicaciones que damos las personas a los sucesos que más afectan nuestras vidas. Por ejemplo, por qué rompimos con la pareja, qué causó que los hijos suspendieran en el colegio, a que atribuimos los problemas laborales o por qué perdimos una competición importante. En casi todos los casos, las razones o respuestas que aportamos suelen ser ventajosas para nosotros. En general, nos sentimos más responsables de nuestros éxitos que de nuestros fracasos. Atribuimos nuestros logros a la propia competencia y nuestros fallos a la mala fortuna. Y, sin embargo, pensamos con toda naturalidad que nuestros contrincantes triunfan por casualidad o por suerte, y pierden por su ineptitud o falta de esfuerzo.

Luis Rojas Marcos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...