lunes, 28 de junio de 2010

Proliferan...

Autor imagen: Pixelnase


Proliferan los estudios sobre curiosas explicaciones que damos las personas a los sucesos que más afectan nuestras vidas. Por ejemplo, por qué rompimos con la pareja, qué causó que los hijos suspendieran en el colegio, a que atribuimos los problemas laborales o por qué perdimos una competición importante. En casi todos los casos, las razones o respuestas que aportamos suelen ser ventajosas para nosotros. En general, nos sentimos más responsables de nuestros éxitos que de nuestros fracasos. Atribuimos nuestros logros a la propia competencia y nuestros fallos a la mala fortuna. Y, sin embargo, pensamos con toda naturalidad que nuestros contrincantes triunfan por casualidad o por suerte, y pierden por su ineptitud o falta de esfuerzo.

Luis Rojas Marcos



27 comentarios:

  1. No tengo más que darle la razón.
    Gracias por estos textos tan buenos.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. He aprendido algo en esta ya larga vida.
    El esfuerzo, la dedicación, la constancia ayudan en la consecución de logros, pero el factor azar sigue siendo muy importante.
    En ocasiones creemos tener todo asegurado y de repente te llueve una torta de no sabes donde y es que nunca manejamos el total de la información. Solo disponemos de nuestra experiencia, de nuestra forma de pensar y por tanto de lo que nosotros creemos lógico, que no tiene porque ser lo lógico para los demás.
    En esta vida nada está asegurado, ya puedes poner toda la carne en el asador que en ocasiones se te presentan cinco invitados a cenar con los que no contabas.
    Un beso mi amiga.

    ResponderEliminar
  3. Creo que en este paso por
    la vida va influyendo
    algo de todo en los aciertos y desaciertos, un poco depende
    de los otros,un mucho de nosotros mismos y una mínima parte de la suerte.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Supongo que hay excepciones, pero es así. Yo, que me siento casi siempre un fracaso con calva y piernas jejeje, tengo mucha culpa de serlo, pero también hay cierto componente de mala suerte leches!!! jajaja
    Bésix

    ResponderEliminar
  5. Mientras empezaba a leer comenzaba en esos concepto de suerte, destino o ineptitud con los que termina concluyendo el texto.
    Comparte lo escrito totalmente.

    ResponderEliminar
  6. Ese Rojas es un tio listo....pero infeliz. El problema está en que si se piensa demasiado.... se descubren demasiadas penas, demasiadas debilidades.

    El movimimiento se demuestra andando. Me voy corriendo, que ya estoy pensando demasiado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Es así, cuesta hacerse cargo de las propias fallas y valorar al otro en esta sociedad individualista y egocéntrica.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Lo curioso del caso, es que al parecer no dejamos de sentirnos culpables por todo, según Rojas.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  9. Nunca mejor dicho.... y la verdad, siempre será así porque somos humanos y jamás reconoceremos cuando el prójimo levanta de por sí sus alas al viento.... siempre habrá alguien que le diga.... si claro solito levantas no????? jajajaja

    besos sakk **

    ResponderEliminar
  10. Me recuerda a una frase que decía mas o menos así:
    La memoria suele amañar a nuestros favor, aquellos hechos de nuestro pasado que comprometen nuestro presente.
    Besucos!!

    ResponderEliminar
  11. Si siempre se quiere buscar un mínimo pretexto para esconder y echar la culpa de lo que en ocasiones sin darnos cuenta hemos sido los provocadores del suceso.

    Buenas noches sakkarah

    ResponderEliminar
  12. Me gusta mucho Rojas Marcos, lo conozco personalmente aunque mejor a su familia y verdaderamente coincidido casi al cien por cien con lo que dice.

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  13. eso es puro instinto. Nos damos excusas todo el día pero al prójimo no! Ellos son débiles, vagos, poco inteligentes...Noaotros no!!
    Además debilitar al de al lado ilusamnete nos hace creer mejores.
    Sabes aquello que una gorda le dijo a Dios un día: " Dios, Dios, sólo te pido una cosa: si no puedes adelgazarme,haz que todas mis amigas se engorden ahora mismo!!!"
    Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Gracias a ti, Anamorgana, muchos besos.

    ResponderEliminar
  15. No osane, nada tenemos seguro. Un beso, amiga.

    ResponderEliminar
  16. Sí, Marisa, tambié hay parte que depende de nosotros. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  17. No Calvarian, tú es que no te conoces. Eres precioso. Muchos bexis.

    ResponderEliminar
  18. Jajaja, Anónimo, muchos besos. A mi me encanta pensar.

    ResponderEliminar
  19. A veces sí, Ashia, otras preferios culpar a los otros...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  20. Sí, Elen, es algo así Muchos besucos.

    ResponderEliminar
  21. Buenas noches, Jose. Eso solemos hacer... Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Es una suerte que le conozcas, Pilar, es un hombre muy interesante. Un abrazo y un beso.

    ResponderEliminar
  23. Jajaja, Antoniatenea, eso lo describe bien. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  24. Sakkarah...

    Otra verdad como un templo de Rojas Marcos que agradezco la traigas a tu blog. Los errores suelen ser de los demás ¿yo, equivocarme? ¡jamás¡ y los triunfos nos los atribuimos sin pensarlo. En el término medio debe estar la virtud, porque nadie somos perfectos...

    Muchos besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...