jueves, 24 de junio de 2010

Sentido común

Autor imagen: Evilhomer145

Es de sentido común que cuanto más exigentes o menos realistas sean nuestros criterios, más probabilidades tendremos de sentirnos defraudados.

Luis Rojas Marcos




35 comentarios:

  1. El problema viene cuando no somos exigentes, ahí si que nos meten un gol y nos parten los dientes.
    Es muy mala la fe ciega.
    No se puede ser exigente con quien es perfecto para nosotros, pero si con cuanto le rodea.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo, pero ¿y cuando no nos consideramos exigentes, sino que anhelamos algo que creemos posible?.
    Es relativo el término exigencia.
    Un beso amiga

    ResponderEliminar
  3. No le podemos pedir peras al olmo.

    Las personas exigentes sin sentido común hacen sufrir a las demás, se sienten defraudados sin darse cuenta lo que provocan a su alrededor.
    Son déspotas, sin vueltas, necesitan hacerse ver.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Sakkarah...

    Y tanto. En algunas ocasiones nos ponemos expectativas demasiado altas que lo normal es que acaben en fracaso, y claro, nos sentimos defraudados.

    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Pero, el exigir demasiado nos puede llevar a ver todas esas exigencias frustradas...

    Un beso, Osane.

    ResponderEliminar
  6. Duna, todo lo que exigimos lo creemos posible, por eso lo hacemos; pero algunas exigencias entrañan dificulatad, y podemos perder o ganar...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Ines, has dado un punto de vista diferente que quizá tabién haya que contemplar.

    ResponderEliminar
  8. Si, Felix, y después viene la decepción. Un besote.

    ResponderEliminar
  9. por eso lo aconsejable es pasito a pasito..metas cortas...porque beberse el cielo de un solo trago.. sin disfrutar de lo maravillosos del vueloo..?

    lujito acompañarteee amigalmaaa..!!

    mi cariñoo siempre cercaaa..!!

    ResponderEliminar
  10. Ser exigente con los
    demás también requiere
    serlo con uno mismo.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. El Sr, ese, el Rojas, me lee mis pensamientos, porque eso ya lo había pensado yo.
    Yo digo que el listón hay que ponerlo alto, pero no demasiado,no sea que no podamos saltarlo.
    ¿Es lo mismo? ¿no?
    Trovi (hoy rana saltarina)

    ResponderEliminar
  12. Cierto, de acuerdo... me gusta.
    Linda imagen tambien.
    Cariños
    Ro

    ResponderEliminar
  13. Totalmente de acuerdo, ¡ Oiga por estas !

    Un fuerte beso

    ResponderEliminar
  14. Pues llámame tonta, pero prefiero soñar.
    B7s

    ResponderEliminar
  15. Pues.... y si alguna vez dejamos de tener sentido común y solo soñamos????? a veces es fácil...claro dura poco pero fue un disfrute no?

    besos ***

    ResponderEliminar
  16. Es posible que en ocasiones seamos demasiados exigentes, que no midamos con la misma regla lo que damos y lo que esperamos de otros. He ahi el dolor que nos causa, cuando la torre de nuestros deseos o sueños se derrumba. Saludos

    ResponderEliminar
  17. Si es bueno una dosis pequeña de exigencia. Les contaré algo. Mi madre cuando me pedía algo, me decía: Niña no para hoy,para ayer.Cariños y abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Cuanta razón hay en esa palabras...cuando siento que pierdo el piso me quito loa zapatos y camino descalza....

    Besos con cariño

    ResponderEliminar
  19. Pero bueno querida amiga si no exigimos nos pasa que nos toman por el pito del sereno.

    Tengo y debo por obligacion de exigir en el interlocutor contrario una buena educación.

    Tengo que exigirte que no desaparezcas leñe

    ResponderEliminar
  20. Pues yo no estoy de acuerdo, porque lo más exigente y lo menos realista son los sueños, y si vas por ellos no te sientes defraudado...
    Defraudarse en no haberlo intentado y vivir toda la vida con ello

    ResponderEliminar
  21. Lo comparto totalmente, la intransigencia, no me gusta y las imposiciones menos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Sí, Gogo, metas cortas. Mi cariño y un beso para ti.

    ResponderEliminar
  23. Sí, Marisa, no podemos exigir a otro lo que nosotros no hacemos.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  24. Jajaja, Trovi, ese ha aprendido de ti. Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Me alegra que te guste, Ro. Cariños y un beso.

    ResponderEliminar
  26. Soñar no es malo, Mari. Lo malo cuando nos caemos de los sueños. Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Patty, lo malo es que nos terminamos descolgando del sueño...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  28. Jajaja, Anamaría , así te dabas más prisa.

    Cariños, abrazos, y un beso.

    ResponderEliminar
  29. Está biene so de andar descalza, NV. Muchos ebsos.

    ResponderEliminar
  30. Es que hay variso tipos de exigencias, Jose. Pero siempre dando en igual manera nosotros, ¿eh?

    No desaparezcas tu tampoco nunca...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Soñar es bueno y necesrio, pero hay que procurar que sean sueños que se puedan lograr.

    Un beso, Estrella Altair.

    ResponderEliminar
  32. las grandes exigencias nos dejan siempre grandes expectativas no cumplidas....
    un besito

    ResponderEliminar
  33. Una verdad como un templo. Sueños y ambiciones van de la mano a veces...
    Bésix

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...