sábado, 14 de agosto de 2010

Piel


Al resbalar tu mano por mi piel,
la timidez no rompe la entrega enamorada.

El sol suele acudir a nuestro encuentro,
si no, el calor de nuestros cuerpos rompe el frío,
que se escapa perseguido del ambiente apasionado.

Sólo brisa sencilla soy, sin los adornos del viento.
Soplo queda y suave como una niña
ante la majestuosidad de los árboles.

Y allí, rodeada de cielo,
se me olvidan los límites de la vida;
y en el sonido de las hojas y la hierba,
se pierden mis suspiros

Cómo rocío en mi mano,
se perla tu calor en nuestro encuentro.

Sakkarah



8 comentarios:

  1. Preciosa suavidad la tuya en este poema, gracias.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Siempre es un placer inmenso entrar a leer tu poesía. Perdona la simpleza, es mejor que el Redbull...

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Que bello es leerte de nuevo.. me pierdo siempre en tus letras..

    Un beso



    Un abrazo
    Con mis
    Saludos fraternos de siempre..

    Que tengas un bello fin de semana...

    ResponderEliminar
  4. En la compañía deseada se sienten cosas muy intensas. Eso dicen claro...No tengo recuerdos
    Bésix

    ResponderEliminar
  5. Qué lindo debe ser estar rodeada de cielo y sentir que todo es infinito.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. A eso creo que se le llama pasiòn, sentir eso tan maravilloso.

    Saludos.

    Bye

    ResponderEliminar
  7. Cuando uno esta disfrutando, y por esas nubes volando perdemos la noción del tiempo solo queremos reír y gozar y no pensar en nadamás

    Un abrazo lleno de nubarrones de felicidad

    ResponderEliminar
  8. Un poema apasionado que me entrega una fotografía perfecta de lo que se siente cuando se entrega el corazón y la piel...

    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...