lunes, 16 de agosto de 2010

Rabia


No hay mejor amigo que nosotros mismos. A veces hay que aparcar la rabia y serenarse. Hay que darse cuenta que, quien te hace sentir rabioso, no es una buena compañía.

Hay que comunicarse con amor, y la rabia no entra en ese sentimiento. A veces hay que recorrer un camino muy largo para volver a verse en el principio; pero se aprende, aunque ese aprendizaje signifique ir perdiendo la preciosa inocencia. Supongo que una pérdida de gran calibre, se sustituirá por algo bueno, aunque tengo que pensar que puede ser...

El caso es que me encuentro contenta de estar donde estoy, en este punto del principio del camino.


Sakkarah



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...