martes, 28 de septiembre de 2010

Cuentos

Autor imagen: Diego Moscato


Hoy un pequeño repaso por el mundo de la sabiduría de los cuentos. Uno de ellos, el de la caperucita roja y el lobo feroz. Un gran cuento, el cuento más veces contado y conocido por los niños, pero el peor comprendido de ellos. ¿Quién dijo que los cuentos se escriben para los niños? Sin duda alguien que no tenía ni idea, pues los cuentos traen al inconsciente toda una serie de arquetipos que remueven los afectos. Son una fuente de aprendizaje emocional, más que interesante. Por eso los niños suelen quedarse fijados con alguno de ellos y necesitan que se los lean una y otra vez, hasta comprender su imagen y su significado, encubierto siempre, mensajes que el inconsciente necesita asimilar para comprender determinados estados o nudos emocionales.

El lobo feroz no es tan feroz como lo pintan, ni la caperucita tan inocente como la pintan, pues detrás de ese pobre lobo quizás exista una caperucita y detrás de esa caperucita una grandes garras dispuestas a ser utilizadas cuando el momento se presente. Mala fama ha tenido siempre el lobo, pero se ha de reconocer que después del perro, es el animal más leal. Buena fama ha tenido la caperucita, pero esa caperuza roja representación de los deseos y los instintos no tiene ese color porque sí. En esencia, caperucita y el lobo, no son tan diferentes entre sí, el uno no es nada sin el otro puesto que forman parte del mismo cuento, es decir son el mismo cuento.

Lyra



2 comentarios:

  1. Gran y certera reflexion sobre esos personajes de los cuentos, parece que estudiandolo un poco son más para mayores que para niños,por las gotas sádicas que en si tiene el cuento.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es un placer pasar por tu blog..
    Si me quedo releyendo te. esta muy bonito el cuento..


    Un beso amiga

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...