jueves, 2 de septiembre de 2010

Indiferencia


Existimos porque somos y somos porque sentimos. Eso es lo que nos hace reales.
nada se pierde en este mundo absurdo y todo permanece por siempre, aunque esté en constante movimiento y el resultado produzca un vértigo existencial.

Uno de los principales problemas a donde nos conduce la indiferencia, es al de crear soledad, tanto en el mundo como en nosotros mismos. No hay nada que nos sea indiferente. Cualquier dolor físico, cualquier enfermedad, no nos deja indiferentes; cualquier comentario bueno, cualquier afrenta, tampoco nos deja indiferentes. Uno piensa sobre las cosas y las personas, escribe y se expresa porque su propio pensamiento no le deja indiferente; pretender diferenciarse a través de la meditación o de la práctica de la religión, de toda la diversidad existente, sólo es crear más ilusión a la ilusión que representa vivir y pensar. A nadie se le enseña a vivir, ni a ser libre, eso es algo que uno va aprendiendo con los años y con la voluntad sincera de comprender quien es y qué sentido tiene todo lo que nos rodea.

No es cierto que la indiferencia cree más interés, porque nada, nada nos es indiferente. Y la persona que se muestra indiferente, lo que finalmente consigue es hacer sentir solo a los demás, y lo que es peor, sentirse sola ella misma. La cuestión es que uno ha de estar pendiente de los demás y tener paciencia, pero también dejar que se equivoque y llegue a sus propias conclusiones, conclusiones que el otro quizás vea claras, pero que la persona que está a nuestro lado deberá descubrir por si misma.

Si es cierto que la tolerancia y la paciencia son dos virtudes que uno debería cultivar, cuidar y mimar. La naturaleza es paciente, la tierra es paciente y tolerante con su peor enemigo, que somos nosotros, pero jamás se muestra indiferente, sí se le hace daño, responde y te lo hace saber, a través de sus terremotos, sus sequías, su cambio climático, etc. etc... Nosotros no somos tan diferentes de ella.

Lyra




10 comentarios:

  1. Me parece una reflexión muy correcta, Lyra. De acuerdo que realemnte no existe nadie con total indiferencia, siempre habrá algo que nos provoque como, tu bien dices, a la madre naturaleza.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Buena tarde Lyra y Sakkarah, muy buena reflexión, a veces y sobre todo ante el desamor intentamos ser indiferentes pero eso es un espejismo, lo intentamos para no sentir más dolor pero en vano ocurre, sólo el tiempo amortiguará el dolor...es inutil pensar que somos indiferentes, nuestros actos nos traicionan...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta ese cielo nublado y la composicion.

    Complicado lo de la Indiferencia.

    El fantasma.

    ResponderEliminar
  4. Que diga reflexión nos entregas.. gracias querida amiga

    Un beso

    Un abrazo
    Saludos fraternos...

    Que disfrutes de un fin de semana de los mejores...

    ResponderEliminar
  5. No no soporto a las personas que poseen ese sentimiento donde cualquier cosa para ellos es indiferente,osea ni es bueno ni malo.

    También la persona lo encuentra indiferente ,porque lo desprecia sea el tema que sea.

    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
  6. Si susana, siempre habrá algo, aunque a veces se tienen ganas de ser totalmente indiferentes a las cosas.

    ResponderEliminar
  7. Eyna, a veces uno quisiera que el tiempo pasara muy, muy rápido... Un abrazo y un beso.

    ResponderEliminar
  8. Me alegra mucho verte, Deseo. Si te gusta es que es muy bonito.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a ti, Adolfo. Un abrazo y un beso.

    ResponderEliminar
  10. Jose, tienen suerte, porque yo, que no soy indiferente a nada, a veces por ello lo paso mal.

    Un abrazo y un beso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...