jueves, 7 de octubre de 2010

En la noche


Abrí la parte de arriba de la puerta, y el patio parecía de plata. Invadido por la luna llamaba al viaje, a la fantasía. Subí a vestirme, algo me empujaba a pasear, a perderme por los caminos del miedo.

Las casas dormían sus fantasmas, y sus piedras estiraban sus bocas silenciosas, comunicándose con su lenguaje mudo. El río susurraba su canción eterna, dejando entrever el secreto de sus ahogados.

Mis pasos dudaban, todo mi cuerpo era atenazado por el miedo, pero una voz lejana, casi inaudible, me llamaba. Nada podía pararme ante su voz aún desconocida. Sólo era un sonido del alma.

Las estrellas rutilaban al unísono de mis temores, acompasando mi pulso. Mis pies iban adquiriendo alas mientras la piel de mis labios ardía. Allí al fondo, entre luces y sombras, rodeado de niebla, él. Sus brazos me aguardaban para el abrazo, sólo quedaba fundirme, desintegrarme en amor.

Mi pelo pudo sentir la ternura de su pecho; mi torso, sus manos mientras mi corazón paraba. El vacío me inundó mientras otra, en su estela, se llevaba mi luz. Mi soledad latía en la oscuridad, por siempre, y yo ya no temí a los lagartos. En la humedad del suelo me tendí me abandoné a esta muerte.


Sakkarah




16 comentarios:

  1. Me parece precioso lo que has puesto, un solo pensamiento dá para inundarlo de palabras sencillamente bellas.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Paz y tranquilidad es lo que estos paseos a uno le dan,caminando semi a oscuras escuchando el ruido de las hojas movidas por las brisa,o el croar de las ranas que música te parecerán.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ;uchas gracias, Ashia, por tus palabras. Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Es buena música esa, Jose. Un abrazo y un beso.

    ResponderEliminar
  5. esos paseos son lo mejor... muy buno el poema y la musica ^^

    ciao!

    ResponderEliminar
  6. Bajo esa luna de plata, mirando esas estrellas, en esa noche de luces, es imperdonable abandonarse a otra cosa que no sea la vida...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Hay noches que invitan a fundirse con su oscuridad a sabiendas que fuera nos espera el amor.
    Precioso

    Un beso

    Pilar

    ResponderEliminar
  8. Noches llenas de pasión y de insomnio, noches llenas de oscuridad que ilumina, noches de insomnio. Precioso escrito.
    Besicos.
    Anaan

    LA NOCHE DE TU DESEO

    Despiértame de noche,
    tu deseo vagando por mi piel,
    mi boca sedienta,
    tus dedos recorriéndome,
    mi lengua impaciente
    que busca la tuya,
    tus suspiros atronando mis oídos,
    mi apetito buscando ávido
    tu vientre acogedor,
    la rendición sin condiciones.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias, Anaán... Muy bella tu poesía.

    Muchos besicos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...