sábado, 2 de octubre de 2010

Tiempo y almas


Retirarse a tiempo y dejar que las semillas y la creatividad germinen es una buena estrategia, y el tiempo o lo paramos nosotros o es él el que nos acaba parando y nos pone enfermos.
Cuando uno se encuentra en ese estado, la mente no es la mejor compañera, pero si la tranquilidad y la introspección, que tienen la facultad de enlentecer el tiempo y situar cada cosa y cada acontecimiento en su lugar.

La manera de relacionarse de las almas es realmente curiosa, porque de hecho el alma es un aspecto del ser humano que escapa a la visibilidad. Normalmente solo somos conscientes de nuestro cuerpo y de nuestros pensamientos. Pero algunas personas, quizás las más sensibles, poseen la extraña facultad de percibir el efecto que ejerce ese lenguaje en forma de sensaciones. Sensaciones que a veces no se entienden, pero que sorprenden por lo inesperado de su forma y su sinsentido.

Toda alma tiene una necesidad muy concreta de expresión. No se ve. Y no se cómo, pero se expresa. Los artistas, lo tienen más fácil, pues su arte es vehículo de la expresión de ésta. Algunos hablan de un determinado tipo de materia más sutil y otros hablan de la constitución del hombre como compuesta de diferentes cuerpo interrelacionados entre sí, cada uno con su propia forma expresiva (un cuerpo físico, astral, mental, causal, etc...). Por decirlo de alguna manera existen diferentes niveles evolutivos en el proceso de adquirir consciencia de uno mismo, de modo que habría personas que en función de su estado de evolución se encuentran en uno u otro grado de desarrollo de su ser. Una gama completa de estado piedra, vegetal, animal. humano, etc... Un espectro amplio y diverso. Es decir de menor a mayor sensibilidad de percepción.

A veces se habla de cuestiones kármicas, pero yo no estoy tan segura de eso. Simplemente, pasa que el miedo ante lo desconocido y lo no comprendido, hacen que el problema, aunque uno lo quiera solucionar, entre en un círculo vicioso. Porque en verdad las cosas que suceden a este nivel son tan sutiles y extrañas para una mente racional, que uno reacciona de manera instintiva.

Con esto quiero decir, que existen diferentes formas de comunicación y algunas escapan a la mente ordinaria, y que todo acto de curación pasa por un acto de comprensión e integración de pensamientos, sentimientos y experiencias vividas.

Pocas personas son capaces de comunicarse a un nivel tan profundo. Y si lo son, eso les produce miedo y angustia, o huyen y escapan del momento, o se sumergen en un mundo de fantasías, porque, en la evolución de todo ser, el esfuerzo y la voluntad por comprender, es un ejercicio duro y un camino que no es fácil, pero cuando uno decide emprenderlo lo que le aporta es alegría interior, aún en los peores momentos.


Lyra




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...