martes, 25 de enero de 2011

...

Autor imagen: Incredi


Conozco el caso de una amiga, cuya seguridad e independencia nunca logrará que acabe de ser feliz. Y el respecto más que una norma social creo que debería ser una Ley Universal. Creo que con ello lo digo todo. Es una ley que no suele cumplirse la mayoría de veces, y no solo por la gente de a pie, sino por los mismos gobiernos, agrupaciones y colectivos. Se aprende a respetar cuando uno entiende de verdad la esencia de lo que es y además está libre de todo conflicto interno. Lo cual quiere decir que poca gente es capaz de hacer honor al término "compasión". Sólo unos pocos iluminados que ojalá vivan muchos años.

Uno siempre es uno mismo. Y es así porque no puede ser de otra manera. Ser uno mismo, es siempre estar sujeto a la mejora, aunque es bien cierto, que en esa mejora también puede darse una regresión a zonas la propia mente que pueden desintegrar la personalidad, estancarla o enquistarla. Todo es posible. Y si todo es posible, lo es hacia adelante y hacia atrás, hacia arriba y hacia abajo. Aunque el cambio que yo predico es independiente del espacio y el tiempo. Bueno, palabrería para algunos. Un cambio fundamental que consiste en comprender los procesos. Todos los procesos y a todos los niveles con los cuales un alma pueda llegar a conseguir comunicar. En esos procesos no hay principios ni finales, sólo movimiento en el presente, atención y un darse cuenta de lo que es sin juzgar. Algo sustancialmente diferente de lo que es la mente y su condicionamiento. No tiene manual de instrucciones y es una aventura extraordinariamente creativa. Toda creencia necesita ser destruida para luego ser reconstruida. Es un paso más allá. Llegar a la misma fuente para crear con sus propias leyes otras que mejoren esa comunicación y ruido de fondo. Por eso siempre deberíamos estar en continuo aprender, dando y recibiendo, alimentado o haciéndole pasar hambre a nuestra alma.

El Amor, poca gente lo comprende. Somos como niños delante de su grandeza y de su luz. Es el hilo que todo lo mueve y lo interpenetra, sustancia corpórea e incorpórea por descubrir. Empezar por descubrirlo aquí en la tierra, ya es un paso importante, pero no se acaba aquí. Dios no sería Amor sin seres del tipo que sea que tengan consciencia de su forma neutra de procesar. Y no es que Dios haya muerto, es que los mitos antiguos se están volviendo viejos y poco prácticos para estar realidad vivida e imaginada.

La belleza y sublimidad del poeta es utilizarlo para crear nuevos mundos al añadirle el componente del sentimiento y la imaginación. Y todo eso es real porque moldea lo que no puede explicarse o comunicarse de otra forma.

Y da igual como nos enfrentemos a esa irrealidad o gran diseño misterioso si cuando lo hacemos utilizamos el Arte en toda su extensión.

Lyra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...