viernes, 28 de enero de 2011

Loco


Se podía pensar que estaba loco. Pero no era tan simple. Cuando alguien te cuenta con absoluta exactitud que olor tiene Bertham Street, en verano, cuando acaba de dejar de llover; no puedes pensar que está loco por la única y estúpida razón de que no haya estado nunca en Bertham Street. En los ojos de alguien, en las palabras de alguien, él había respirado ese aire. A su manera: pero de verdad. Quizá no había visto nunca el mundo. Pero hacía veintisiete años que él, desde aquel barco, lo escrutaba. Y le robaba el alma.

Alessandro Baricco
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...