martes, 11 de enero de 2011

Mira...


Mira que es hermosa la naturaleza...! Se expresa sin necesidad de tener que aprender grandes cosas, se nos muestra tal cual es, bella y colorida.

El tiempo pasa y el mundo sigue y uno tiene la sensación de estar siempre en el mismo sitio que cuando empezó a tener la sensación de que algo estaba pensado dentro de nuestro cuerpo y cabeza. Se aprenden tantas cosas en esta vida, que el tiempo, que antes parecía un problema deja de serlo cuando se comprende y se siente por dentro algo que es mucho grande que él. No es fácil describir eso que uno percibe y menos transmitirlo para que otros la entiendan. Contradicciones, dudas y esperanzas. Todo danza sobre estos tres estados, sin embargo, algo mucho más increíble que esa nada vacía, nos acuna por las noches y nos permite volar muy lejos. Y por el día, cuando uno encuentra la tranquilidad y estado interior adecuado, continua con esa misma sensación aunque sea por un corto instante.

Un mundo feliz. ¿Cuál seria el mundo feliz, ideal? ¿Un mundo gobernado por alfas, betas, gammas y epsilons? ¿Un mundo socialmente estable y condicionado para que seamos felices las veinticuatro horas del día, sin dolor, sin sufrimiento, sin sorpresas...? ¿Un mundo sin Dios? ¿ Un mundo bueno en el que si necesitamos un poco de emoción nos dan una pócima de Pasión Violenta? o ¿un poquito "soma", para olvidar los problemas? Eso es lo que imaginó Aldous Huxley para la humanidad futura con gran visión y análisis profundo. Y también a un Salvaje que reclamaba a gritos querer pecar y sentir la vida a través de la palabras de Shakespeare... Un gran libro que merece la pena releer y pensar sobre lo que en él se dice. Sacrificar el Arte y la Verdad por el bienestar. No. Hay que inventar una fórmula nueva. Algo mágico y real.

Una película que me ha gustado. El extraño caso de Benjamín Button.

Hay que mirar a la vida de frente y con la mirada limpia y transparente, respetando nuestros miedos para luego no hacerles el menor caso. Seremos lo que queramos ser. Se acabó el tiempo de la esclavitud y de las almas tristes, perdidas y sin dirección. Si no se equivocan, nuevas y terribles cosas están por venir, pero a la vez vendrán acompañadas de las cosas más sorprendentes e increíbles. Y nosotros, que aún nos queda un largo tramo de vida que recorrer, las veremos.

Lyra




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...