miércoles, 30 de marzo de 2011

Abrazo

Con la persiana bajada, sin mirar el cielo que refleja otros sueños; atravieso el ya eterno silencio para seguir siendo un susurro de amor en tu oído. Un llanto que no acaba.


Soy un deseo que vaga en las neblinas frías, una ínfima huella en tu alma. Naufragio, soledad y engaño.


Una sombra, un contorno gigante, siempre me acompaña. Unos ojos almendra, un asiento, los árboles. El camino a tu lado. Un abrazo queriendo apresar un sueño que se difumina y se pierde. Fuerte, muy fuerte, no te hago daño.


Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...