sábado, 19 de marzo de 2011

Como yegua...


Como yegua al galope mi pensamiento escapa tras de ti. Con el viento en contra, mi nave arremete hasta tocar puerto. Las fieras aguas no la tambalean. Llego hacia tus sueños, donde desguarnecido, dejas tu piel dorada a mi caricia.

Tejiendo con tu pelo una batalla, combate denodado hasta el fin, sin bajar guardia. Sólo en tu boca mi fulgor. Tus ojos se cierran en noche soñada, llama perenne que el enemigo nunca apaga.

Mi nombre, manantial en tu boca; reguero por mis venas tu susurro.

Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...