martes, 22 de marzo de 2011

Control


Hoy sabemos que la experiencia individual de
una persona puede influir o condicionar la estructura
cerebral. Ya no vale decir que estamos
programados y que por lo tanto no respondemos
de nuestros actos. Es cierto, estamos
programados genética y cerebralmente,
pero también cuenta el sello de nuestra experiencia
individual, de manera que «estamos
programados pero para ser únicos». En cuanto
a la felicidad viene determinada por el grado
de control que ejercemos sobre nuestra propia
vida. El más infeliz de los mortales es el
que no controla nada de su destino.

Eduard Punset
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...