viernes, 11 de marzo de 2011

Dios


Ya ves, son muchos años hablando con Dios y eso me permite conocer su lenguaje y descifrar sus signos. A él le gusta la poesía y la literatura, aunque también la ciencia. Aunque lo que más le gusta de todo es la música. En el cielo las trompetas anuncian el día y las arpas las largas noches. A la luna le tiene asignado un saxo y al sol un piano. A las estrellas lo instrumentos de viento y cuerda. Vamos, que le gusta componer las mejores sinfonías del Universo. Son composiciones elegantes y siempre armónicas, ligeras según el momento o delicadas y hermosas según su estado de ánimo. Las compone con la totalidad de las almas existentes y créeme son infinitas, como infinitas son las notas y todas sus posibles combinaciones.

Una cosa más, en un momento de debilidad que le capturé en una de mis comunicaciones interestelares, me confesó..., lo que me temía. A veces, se siente solo, por eso no le gusta el silencio de los hombres, ni la injusticia con los más desafortunados. Es así que desde que el Cielo es Cielo, cuando empieza a despuntar el día, los ángeles, al signo del levantamiento su gran batuta y mano, da comienzo al ensordecedor pero bello sonido de las trompetas.

Lyra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...