martes, 15 de marzo de 2011

Piedra


Como piedra que al roce,
con la otra enciende,
pasaste por mi vida.

Las llamas, espejo de amor
de aroma fresco.
Aura de luz con paso veloz
que se pierde en mi mirada.
En la fronda de mi corazón
quedas oculto
donde tu misma brisa
no puede arrastrarte

Como lluvia intensa
apagas la hoguera.
Y hecha ráfaga de viento
cubro con pétalos ese lodo negro,
santuario de ilusión
que visitaré en silencio

Sakkarah

15 comentarios:

  1. Al igual que dos piedras que se rozan al igual se queman los dos cuerpo.
    Bonita comparación, ya que al mismo tiempo el agua juega en sus dos fases a apagar el fuego, tanto de uno como de otro.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. La llama del amor para apagarla solo hace falta rozar o rociar con un poquito de agua medicinal para que se termine de apagar.

    UN abrazo

    ResponderEliminar
  3. Sakkarah, que el amor se encendió. No sofocar la llama de la pasión

    Espero que esto es lo que quise decir!

    En Inglés: Please do not pour water on the fire of love/passion...

    ResponderEliminar
  4. Bonito Sak, aunque no entiendo mucho ese empecinamiento en volver al lodo negro que yo entiendo son las ruinas de algo que ni tiempo a ser tuvo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Espero que tu corazón se cure poco a poco y los pétalos que acaricien tus pies en el camino hacia un nuevo amor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta el sentido que le das, Ashia. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Jose, pero el amor debe estar encendido...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Sí, Steve, hay que intentar no sofocar la llama de la pasión...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. El amor es extraño, Auroraines. No es empecinamiento, es que el crazón no deja de amar. Pero tienes razón.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Uhhh!!! q temita...me encanta leer tantos sentimientos...y mucha bronquita q esto haga un gran amor...cuando puede, moviliza y duele...bueee tambien habra dado sonrisas, besitos

    ResponderEliminar
  11. Jajaja, Escuchando palabras. Es cierto que el amor da de todo, penas y alegrías. El caso es que nos mantenga encendidos.

    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  12. Que bello.. sabes que siempre me da un gusto tremendo visitarte..

    Acariciar la mañana con tu poesía, es hermoso...


    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias, Adolfo.

    Un beso con cariño.

    ResponderEliminar
  14. Donde hubo fuego
    siempre quedan brasas,
    difícil decisión
    el apagarlas
    para visitar sus cenizas.

    Un precioso poema.

    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...