martes, 10 de mayo de 2011

Soledad


Convivir con las personas que te rodean, y tener por amiga la soledad, es mal asunto. Ella, algunas veces tira de ti, es egoísta y caprichosa. Te mueve el pensamiento, te agita hasta llevarte a los recuerdos, o al baúl de las cosas dispuestas a enterrar. Otras, coquetea, haciéndote sentir feliz sin motivos, en paz. Una paz que sólo ella sabe como entregar.



Le gusta que se la eche en falta, te empuja al ruido, al estrés, hasta que clamas por ella. Es entonces cuando se hace rogar, se pone interesante para, más tarde, castigarte con la melancolía. Su tortura a veces es terrible, hasta hacerte sentir un ser olvidado por el mundo. Te rodea hasta aislarte, sin permitir el acceso.


Me gusta más cuando se vuelve magnánima, y te regala jirones de libertad.

Sakkarah

11 comentarios:

  1. Cuanta razon tienes, cuando te amigas con la soledad q esta bueno eso momento xq sirve de reencuentro con uno mismo esta te succiona y te aisla, cual sera el punto medio???, besitos

    ResponderEliminar
  2. pues yo me estoy acostumbrando a vivir con la soledad, ya que llevo bastantes días que no me dejan en algún sitio entrar

    ResponderEliminar
  3. Eso digo yo, Escuchando palabras, cuál será el punto medio...

    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  4. Pues mira que lo siento. No entiendo que no te dejen entrar en un lugar, si eres precioso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Pues parece que esa soledad resulta más interesante cuando se vuelve magnánima, generosa y buena persona.

    Mecachis, con doña Soledad! A ver si encuentra a doña Compañía y se van de fiesta a bailar un merengue, una cha cha chá, una bachata o algo parecido.

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Tiene tantas facetas la soledad…
    Líbrenos la vida de muchas de ellas, pero cuando soledad deseamos, ojalá que nos conceda ese remanso donde recrearnos. Nada es malo en su punto justo.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Sí, Trini, que esté con nosotros cuando realmente queramos su compañía... Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. Hay que ver cuantas escribimos de la soledad…
    Y me temo que todas tenemos familia, pero nadie se esfuerza en comprendernos, o simplemente de escucharnos, de ahí viene la soledad del alma que muchas padecemos estando acompañadas… Un beso amiga Sakkarah.

    ResponderEliminar
  9. Sí, Lola, a veces, aunque estemos rodeadas de gente que nos quiere, nos sentimos solas... Quizá sea un senimiento nuestro, de nuestra esencia.

    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  10. Excelente reflexión, Sakkarah, muy bien expresada además. Coincido con ella. Besos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...