jueves, 18 de agosto de 2011

La mente

Así como ese árbol veo yo que es la mente, como un archipiélago aislado, repetitivo, retorcido, siempre queriendo ser original y auténtico, consiguiéndolo una veces y otras no. Cuando le crecen rosas y flores en su copa, puede llegar a ser muy bello, cuando le crecen espinas en las extremidades de sus ramas, altamente destructivo. El árbol de la mente y la conciencia (del bien y del mal) es el árbol más complicado de cuantos existen. No es nada cuando se lo piensa, vacío llenándose de continuo. Es mucho cuando se lo quiere y más cuando se lo trasciende. Pensamientos a raudales que se escapan sin control, que existen por ellos mismos, que tienen su propio aliento. Es de locos sí. Algunos pueden herir de manera muy profunda, otros producir el mayor de los gozos que se puedan imaginar. Pero son los pensamientos más excelsos y más altos, los más luminosos y plenos, los más serenos y amistosos el resorte y la solución. Los pensamientos son como el aire. El aire contenido en un recipiente cerrado, es aire que muere, aire viciado. La vida, o la respiramos con consciencia, con el sentimiento, con la comprensión de las emociones o acabamos por vivir en una mundo eternamente ilusorio, purgatorio bajo mi punto de vista, infierno que debe de ser superado. Pensar bien, es respirar cada pensamiento aprendiendo a desprenderse de ellos cuando nos dañan. Las cosas bellas no deberían de dañar, pero lo hacen cuando interviene el deseo de poseerlas. Y lo hacen a través del pensar. Y tanto las cosas bellas como las feas se han respirar y dejarlas marchar. Es la única manera en que uno puede vivir el Amor desde la consciencia. Diría más, de manera responsable y sin perder nuestra individualidad y nuestro Yo dualizado por las leyes de la tierra y de la razón.



El sentimiento es la medida de todas las cosas.


Arriba y abajo todo está contenido en el mismo punto. Sin embargo, es importante saber dónde está lo de arriba y dónde lo de abajo y lo del al lado, y lo demás allá. Necesitamos crear una carretera y elegir de entre una multiplicidad infinita de mapas, aunque sin volvernos locos y sin jamás perder el sentido del humor.

Lyra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...