domingo, 18 de septiembre de 2011

Acaba la locura



Acaba la locura dando paso a una paz en la que nada importa mucho. Cuando todo cae, el derrumbe nos rodea y ni siquiera podemos sentirnos molestos. La seguridad que da la nada nos aplatana.

Todas las cosas de color se vuelven neutras, la indiferencia nos viste e inmoviliza con su traje de fuerza. Ya nada da vida al surtidor de las lágrimas. Los espejos nos devuelven la mirada perdida.

El aire se mastica, no corre, y en lo profundo, se cierran todos los calabozos conteniendo el pensamiento.

Frente a la ventana todo se mueve sin sorprendernos, el vaivén de las hojas de los árboles no nos hace despertar. Un mármol rosáceo se hace nuestra piel, el sol no lo traspasa.

Risas lejanas martillean sin abrir nuestro oído, no hay anhelo de azules sobre el cielo. Los parajes no mueven nuestros pies.

La lectura tranquila no se memoriza, los pasos siguen de largo, silenciosos.

Se ha cerrado la puerta con llave y las viejas cartas se tornan amarillas.

Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...