miércoles, 28 de septiembre de 2011

Hablan...



Hablan de embarazos psicológicos y, al igual, pueden existir cariños psicológicos, amistades psicológicas, etc.

Uno, cuando quiere, cuando tiene cariño, puede soñar que es correspondido, y ese sueño le puede llevar a pensar que sostiene una relación de amistad con alguien, una relación de cariño. Pero no tiene por que ser real. Seguramente el otro jamás sostuvo una relación de cariño; pero en la mismidad del sueño, uno lo tomó como compañero del alma, como amigo.

Pero, llega un día que la realidad se impone y hay que despertar al que sueña. Es entonces cuando al soñador le queda un gran vacío que ya difícilmente podrá nunca llenar, ni siquiera lo intentará. Porque un mal despertar hace que uno no quiera dejarse llevar más por el sentimiento.






Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...