jueves, 15 de septiembre de 2011

Obesidad



Existe una operación que conoce muy poca gente fuera de los círculos médicos :el cirujano aplica bisturí a la altura de la rodilla, se abre camino hasta el cartílago y corta un pedazo. Clac. La conocen los niños con obesidad mórbida, porque les ayuda a corregir su caminar patizambo. Las piernas de un obeso no bajan rectas desde las caderas hasta los pies. Tienen forma de X de tanta grasa que acumulan sus muslos. Sin la operación, un niño gordo andará despatarrado toda su vida. Sufrirá lesiones de espalda y cadera. No podrá volver a juntar los tobillos. Los expertos también emplean la distancia que los separa como indicador del grado de obesidad.

Guillermo Abril

2 comentarios:

  1. Querida amiga: Y yo digo, ¿por qué no atajar los comienzos de una enfermedad tan horrible? la obesidad. Horrible digo porque para el sujeto no es más fácil vivir con ella....
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Sí, se debería atajar en sus comienzos; pero cundo empieza en la niñez, los responsables son los padres.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...