jueves, 1 de septiembre de 2011

Posé los labios



Posé los labios sobre la hoja presintiendo tu piel y la vida latía con fuerza hasta hacerme estremecer.

Como musgo es la caricia al roce de tu mano, perenne en mis sentidos. Ni el viento, con su fuerza unida al tiempo, ha podido desahuciarla.

Mi amor, como lluvia, se desliza anegándolo todo. A horcajadas galopo sujetando la vida y el alma, desnuda, se aquieta sin esperanza.

Sakkarah

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...