sábado, 10 de septiembre de 2011

Suelo polvoroso

Caminaba por suelo polvoroso, en la profundidad de su pensamiento, tosía el alma. En violentas sacudidas se ahogaba.


Tramaba una disciplina, poner orden en su mente generosa, atravesar la espada cerrando el paso a cualquier recuerdo.


Las formas se apoderaban de sus sueños. Fantasmas alargados por el engaño, sinuosas figuras se carcajeaban ante humillaciones y desplantes, y un gigante reía estrepitosamente, despertándola.


Era aún rudimentaria su nueva vida, donde ya no cabía nadie en su reducido espacio. Reina de sí misma en su trono dorado, se miraba fríamente. No se quería, no quería nada, solo abrazaba los minutos destruyéndolos.


Cerró todos los visillos para no dejar que se filtrase en su terreno la hermosura.


Sakkarah

2 comentarios:

  1. Cuando ella sea conciente de su propia hermosura quizás las figuras fantasmagóricas desaparezcan.
    Un beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...