sábado, 5 de noviembre de 2011

Aburrimiento



Le llamaré Aburrimiento, y su nombre traerá distancia. Le meteré en la carpeta de los poderosos, aquellos que se apropiaron de la palabra para disfrazar sus ansias. Allí quedarán sus míticas frases que han hecho pasar a la posteridad.

La alegría ya no hierve como aquella risa de los tiempos del pleistoceno, ya nada es de verdad, todo se oculta en cuartos grises con las cortinas echadas. Él corre buscando las palabras y las encierra para poder cosecharlas. Él fabrica corazones de cera.

Voy a cerrar la claraboya por donde la luz entraba tibia, habitaré en la sencillez del silencio. Las palabras prenden llama en una chimenea cualquiera, suben y mueren.

Los lugares abiertos quedaron arrasados por aquellos cuartos grises donde se cuece el misterio y mi olvido.

Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...