domingo, 27 de noviembre de 2011

Hay que saber...




Hay que saber decir basta. No es bueno autodegradarse.

No hay que cerrarse al mundo, pero tampoco llegar al ser el felpudo de nadie.

Poner límites a la agresividad es abrirse al mundo de mejor manera.

Es inútil extenderse en explicaciones hasta convertirse en un palizas. Si alguien no es capaz de comprenderte, tampoco será capaz de quererte.

Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...