martes, 29 de noviembre de 2011

Pensando

Autor imagen: Pino


Pensando, me resulta curioso ver como nos preocupamos enseguida que vemos un amigo enfermo de gravedad, e intentamos hacerle la vida más grata, por si el fin pudiera estar próximo. Lo mismo sucede con los enfermos terminales y sus cuidados paliativos. Estos van dirigidos a hacerles sus últimos días más agradables.

Mi pregunta es esta, ¿por qué no hacer la vida agradable siempre a quienes queremos?, ¿por qué hay que esperar a que estén en las últimas? Imagino que la respuesta es que sólo valoramos en su justa medida lo que perdemos.

Quizá lo nuestro sea un andar siempre buscando y, cuando tenemos algo, lo dejamos ya en segundo plano, perdiendo el interés. Hay una necesidad de búsqueda, o sed de sensaciones nuevas siempre en nosotros.

Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...