lunes, 12 de diciembre de 2011

La vida...



La vida trabaja hoy en mí un tejido invisible
Todo es calma en el pecho.

Aún su palabra es poder que mueve mis sentidos
Pero árida, me aleja.

En silencio me acojo a la quietud del cansado.
Avísame cuando quieras arribar a este mar en calma.

El deseo dialoga y se acoge a la recesión.
La nostalgia ha perdido su reino.

Sakkarah

8 comentarios:

  1. Me gusta la quietud y calma que refleja la poesía, esas mesetas o planicies emocionales que nos permiten ver mejor que hay en nuestro horizonte y estar atentos a lo que trae la mar a nuestra orilla.
    Besos

    PD.Ahora se puede leer, gracias!

    ResponderEliminar
  2. La calma está infravalorada. Tienes razón.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola Sak, que decirte, la verdad sobra toda palabra.... precioso.
    Un besazo muy fuerte, Marazul

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Aurorainés, me gusta como lo has explicado tú.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, me alegra mucho verte, Marazul. Un besazo, guapa.

    ResponderEliminar
  6. Y como dicen los españoles !!Ole!!! Sak que bien defines los estados del alma. Calma,quietud, silencio y luego que???????????Ojala el mar traiga olas de buenaventura!!!!!!!!! Bellismooooooo!!!!!!!!!!Abrazosososososos y chispitas de miel!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Anamaría, que bien me sientan esas palabras tan bonitas... Me levantas el ánimo. Muchos besosos con cariño inmenso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...