sábado, 3 de diciembre de 2011

Reproches



En realidad, a lo que llamamos reproches, son explicaciones que nos quiere dar el otro de lo que le duele o le hace sentirse mal. Es bueno estar atento, porque es importante solucionar y mejorar las cosas. Muchas veces hacemos daño sin querer.

Sakkarah

10 comentarios:

  1. Nunca lo había visto de esa manera, pero tienes razón, es una forma como otra cualquiera de hacerse notar.

    Un beso

    Pilar

    ResponderEliminar
  2. Tienes mucha razón. A veces hacemos daño sin querer, y a veces es la única solución.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Sin embargo, los reproches se suelen caracterizar por expresarlos en los momentos menos oportunos, en aquellos cuando los hechos que alguien ha protagonizado ya han pasado, pero se siguen guardando en la memoria del otro, que espera su momento triunfal para sacarlos y atacar.
    Es cierto que de todo podemos ver su cara positiva, y de los reproches, por supuesto, también, al fin y al cabo, son como dice, llamadas de atención que los otros nos haces.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Cierto, nadie hace reproches ni gasta el tiempo sencillamente por qué sí, más que reproches pudiera ser que es la estima hacia la otra persona que se la está dando un toque de campanilla, esa estima puede herir el sentimiento y a la vez, esa persona hace daño sin darse cuenta, o nosotros mismos.

    ¡Filósofa ! Un besote.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que sí, Pilar, aunque no entendamos sus razones, las tienen, porque ven las cosas desde otro punto diferente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. No sé, David, si es la única solución. Pero seguro que es la única que encontramos en ese momento.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. C.G., piensa qeu si se siguen guardando en la memoria y siguen saliendo, es porque no se han solucionado.

    A veces hace falta echar mano de mucha comprensión e intentar ponerse en el lugar del otro.

    Las cosas se solucionan hablándolas hasta que por las dos partes queden claras.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Sí, Soledad, eso pasa muchas veces.

    Nosotros mismos nos herimos en ocasiones.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  9. Es cierto, hay veces que hacemos daño sin querer, sin darnos cuenta siquiera. Y también lo es que a veces confundimos los nombres de las palabras. Deberíamos ser capaces de darnos un segundo de más, cerrar los ojos, y pensar bien las cosas antes de decirlas, o de contestarlas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Sí, es cierto, Jucar. No siempre somos conscientes del daño que hacemos, porque tampoco podemos medir la sensibilidad del otro.

    :) Un beso.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...