domingo, 18 de diciembre de 2011

Tras de...



Hay un dicho que habla así: Tras de cornudo, apaleado.

Que razón tiene, porque suele ser así.

Siempre me ha gustado ser fiel a mi misma y no devolver nunca lo que me dan, pero entiendo que eso es una equivocación. Hoy me recuerdo mucho de una persona que solía decir que el respeto hay que ganárselo, que respetaba a quien se lo ganaba. Creo que es lo que más se acerca al mejor comportamiento, pues de lo contrario, te vuelves el saquito de los palos, porque así somos, damos al que creemos más débil, o vemos que no se defiende. Algo así como el que encuentra una pared vacía que no tiene dueño y se cree con derecho a destrozarla con borragatos.

No ser como son contigo, hace parecer que ancha es castilla, que se te puede utilizar de basurero donde verter todas las miserias. Habrá que reconsiderarse.

Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...