domingo, 29 de enero de 2012

El chico, el mulo y el gato


Pasando por un pueblo un maragato

llevaba sobre un mulo atado un gato,

al que un chico, mostrando disimulo,

le asió la cola por detrás del mulo.

Herido el gato, al parecer sensible,

pegole al macho un arañazo horrible;

y herido entonces el sensible macho,

pegó una coz y derribó al muchacho.

Es el mundo a mi ver una cadena,

donde rodando la bola,

el mal que hacemos en cabeza ajena

refluye en nuestro mal,

por carambola


Campoamor

6 comentarios:

  1. Siempre he dicho que quién quiere hacer mal, o lo hace se le vuelve doblemente contra él.

    Buen poema, proverbio del gran Campoamor.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Si, Soledad, pienso lo mismo, que todo nos vienen de vuelta...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. No hagas al projimo lo q no quieras q te hagan a vos.No se, yo creo q el desear el bien de corazon, vuelve recompensado.Ahh pero el bien q hacerlo sin esperar recompensa no? Abrazosososososos y buena semana Sakk!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Sí, Ana, no hay que esperar, pero...todo vuelve, el bien y el mal.

    Besosos, guapa

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...