lunes, 6 de febrero de 2012

Quizá...


Quizás sea muy exigente con lo que espero de los demás. Nada puedo esperar que no sea capaz de dar, ni de darme, eso lo veo claro, pero me inquieta el pensar que en el fondo estoy perdiendo un tiempo precioso que podría dedicar a personas de carne y hueso o a otras cosas que me hagan sentir mucho más llena. No sé cómo podría llegar a dejar de tener esa sensación. Considero que una sola vida se me queda corta para lo mucho que tengo y quiero aprender, y eso a veces me preocupa. Le doy demasiadas vueltas a las cosas y entiendo que eso no es nada bueno. Es mejor ir disfrutando de los pequeños momentos tal como van apareciendo y reirse mucho más, no de manera idiota, pero si como un mecanismo para expandir el corazón cuando éste se hace pequeño. Por exceso o por defecto, nos damos demasiada importancia personal. Por lo menos a mi pasa así.

Lyra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...