miércoles, 28 de marzo de 2012

Beso


[...] hablábamos de un beso… sí, la palabra es dulce… en realidad un beso ¿que expresa? Un juramento cercano, una promesa sellada, un amor que se quiere confirmar. Un acento invisible sobre el verbo amar. Un secreto que confunde la boca con las orejas, un instante infinito, un murmullo de abejas. Un sabor dulcísimo, una comunión, una nueva forma de abrir el corazón. ¿Que es un beso?........... ¿Cuantos tipos de besos existen?.... ¿Hasta donde puede llegar un beso?...... Y después del beso que…….
Con un beso los príncipes Azul (Blanca nieves) y Felipe (Bella Durmiente) despertaron a sus amadas de su letargo; con un beso la princesa convierte en príncipe a un sapo; con un beso Bella volvió a la vida a la Bestia –que resultó ser un príncipe-; con un beso Judas vendió a Jesús. En fin, los besos marcan la vida. Un beso puede ser el un simple roce de caricias. De esos que dicen poco y que se aderezan con una mirada como complemento.
Están los que nos transportan a un lugar casi volando sin alas. Esos que nos hacen olvidar hasta de donde venimos como aquel primer beso...
Están los que además de acariciarnos el cuerpo nos acarician el alma. Nos dan una sensación de seguridad abrasadora, nos dicen nada te sucederá. Producen calma…
Están los que se dan por costumbre. Como cuando le ponemos un terroncito más de azúcar al café y se reciben también por rutina. Al punto que a contados minutos nos preguntamos me ha dado un beso antes de partir?.
Están los besos de cuentos de hadas y porque no agregarlos si tienen mucho de cierto…
Lo besos de pasión, los que nos hacen perder la calma y nos precipitan a momentos intensos e inolvidables. Esos besos no mueren jamás.
Están también los besos que se dan por años de convivencia, como esas parejas de ancianos que se miran…y parece que cuando se besan en sus retinas circula como en una película todas aquellas dificultades y alegrías que han pasado juntos y que graban en cada pliegue de su piel, aromas de rojos de un caminar por la playa de la mano.
El beso que da una madre a su hijo cuando lo lleva por primera vez a la escuela…o el de una abuela que tiene ese inconfundible sabor a miel.
Están los besos que se dan en la frente, como señal de ternura, respeto y bendición, esos que se dan sin una pizca de atracción física son besos puros…
Se parecen mucho a las flores porque cuando se dan nos dejan la piel perfumada, y llenos de agradecimiento por haberlos dado y alimentado nuestros cinco sentidos, porque cada beso es un alimento para el alma.

Desconocido
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...