sábado, 21 de abril de 2012

No estaba a la altura

Cuando vio que no estaba a su altura, entendió perfectamente que es lo que fallaba. Se dio cuenta que ella siempre se agarraba a sus quimeras, pero las quimeras distan de la realidad.

No todos los molinos son conquistables en la vida. Por eso no hay que salir siempre a los caminos, a veces es mejor quedarse en el cortijo, ocuparse y cerrarse.

No mires hacia arriba, puede caerte una gota que te hiera el ojo. Mírate, mira lo que te rodea y guarda silencio.

Ahora tienes tres metas muy tuyas, céntrate, vuela bajo, y no hagas recuento de las pérdidas. Vive el ahora.

Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...