jueves, 10 de mayo de 2012

A veces


A veces me pregunto si el odio del otro dejará marcas en la piel. Si fuera un tizne negro se podría decir que el que estuviera más manchado era el más valioso, pero no siempre es así, porque hay odios irracionales, y otros fundamentados. Al decir fundamentados quiero decir que puede haber más razones, pero para mí no existe ninguna que justifique ese mal sentimiento.

Hay ángeles que tienen colmillos; pero el que no da lugar a equivocación, es que los tenía ya como parte de los dientes de leche.

La envidia puede generar odio, aunque en algunos casos sólo se queda en obsesión. Lo que menos me gusta de ella, es que impide crear, pues toda palabra o acción lleva de mástil al envidiado.

Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...