martes, 19 de junio de 2012

Qué poco...


¡Qué poco se necesita para ser feliz...!

Simplemente con estar en contacto con la naturaleza, solo eso me basta. Se siente uno en armonía, serenidad... Un estado que quizá no sea fácil describir.

Allí se olvida todo, todo pierde su importancia, no hay nadie que nos pueda dañar, ni siquiera el recuerdo. Ella te une a todos, por encima de toda rencilla.

Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...