jueves, 14 de junio de 2012

A veces...


A veces, las alegrías esperan a que tires la toalla. Hoy pensaba que nada es tan importante como para dejarme el alma en ello. Que los principios por los que uno se rige y conforman tu manera de ser, no se pueden cambiar por conveniencias. Si es indispensable cambiar y amoldarse a algo que no va con tu persona, por el hecho de caminar acompañada, es preferible estar sola. Y en ello estaba cuando he recibido una noticia que para mí es importante. No todo es renuncia, a veces en la renuncia viene lo que da vida.

Hoy no creo que haya nada que me tuerza el ánimo, me siento feliz.

Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...