lunes, 23 de julio de 2012

A ver...


A ver, ¿qué he aprendido hoy? Que cuando una llega al límite de su cansancio, basta con dejar de pensar ello y actuar para recuperar toda esa energía positiva, luminosa y alegre que quedó retenida. No somos máquinas, ni somos perfectos. Que en cada día hay un mundo, y que sin amor la vida no merece la pena ser vivida. Y que la mejor medicina es quererse a uno mismo para poder querer a los demás. La energía interna que podemos extraer con este simple principio es infinitamente grande.

Lyra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...