miércoles, 18 de julio de 2012

Es cierto

Es cierto, estamos programados genética y cerebralmente,pero también cuenta el sello de nuestra experiencia individual, de manera que «estamos programados pero para ser únicos». En cuanto a la felicidad viene determinada por el grado de control que ejercemos sobre nuestra propia vida. El más infeliz de los mortales es el
que no controla nada de su destino.

Eduard Punset

2 comentarios:

  1. Hay alguien que pueda controlar su destino?
    Puede que con tiempo controles en cierta manera tu mente. Punset ni nadie podrá afirmar que el destino es controlable.

    ResponderEliminar
  2. Pienso como anónimo.

    Parece poco acertada la frase de Punset: el más infeliz de los mortales es el que no controla nada su destino.

    Está diciendo que el Hombre, los mortales, son unos infelices, puesto que no pueden controlar su destino. ¿Acaso una mujer o un hombre pueden controlar quedarse o no quedarse viudos a edad temprana? (por ejemplo)

    Vox populi siempre ha afirmado que el ignorante es más feliz que el sabio. Y, ciertamente, así es. O es más feliz el humilde que el soberbio.

    Disiento igualmente de la idea de que estemos programados. Por mucha programación que se quiera ver en el ser humano existe un umbral que escapa a la programación absoluta y es el del libre albedrío. Ello mismo nos hace ser únicos a cada cual en función de los millones de decisiones que tomamos a lo largo de nuestra vida, hasta el extremo de poder decidir cambiar nuestro pensamiento y con él nuestros actos.

    Voy a ver que más hay por ahí, por esos mundos de todos y de nadie.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...