sábado, 22 de septiembre de 2012

Acaba la locura

Acaba la locura dando paso a una paz en la que nada importa mucho. Cuando todo cae, el derrumbe nos rodea y ni siquiera podemos sentirnos molestos. La seguridad que da la nada nos aplatana.

Todas las cosas de color se vuelven neutras, la indiferencia nos viste e inmoviliza con su traje de fuerza. Ya nada da vida al surtidor de las lágrimas. Los espejos nos devuelven la mirada perdida.

El aire se mastica, no corre, y en lo profundo, se cierran todos los calabozos conteniendo el pensamiento.

Frente a la ventana todo se mueve sin sorprendernos, el vaivén de las hojas de los árboles no nos hace despertar. Un mármol rosáceo se hace nuestra piel, el sol no lo traspasa.

Risas lejanas martillean sin abrir nuestro oído, no hay anhelo de azules sobre el cielo. Los parajes no mueven nuestros pies.

La lectura tranquila no se memoriza, los pasos siguen de largo, silenciosos.

Se ha cerrado la puerta con llave y las viejas cartas se tornan amarillas.


Sakkarah

5 comentarios:

  1. Más tarde o más temprano llegan esos momentos en lo que todo cae, en los que somos como un instante suspendido de la nada, momentos de desaparecer, en donde el alma queda retenida y presa de esa misma nada que asociamos a la desilusión y la melancolía.

    Diría que son momentos de ingravidez interna cuya sensación nos causa extrañeza y alejamiento de todo, de pérdida de propósito, amor disuelto en una nada impasible, de pequeña muerte sentida que se nos hace extraña al pensar que sin embargo estamos vivos.

    Pero cuando se tiene un buen amigo, la penuria pasa rápido, la la vitalidad retorna y todo recupera su antiguo brillo.

    Un beso muy grande, amiga

    Y gracias!

    ResponderEliminar
  2. A veces una sobredosis de prozac también ayuda. Precioso Sakkarah. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Se mastica con cada bella palabra
    una triste melancolía mezclada
    quizás con los primeros vientos
    de otoño.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Un ambiente melancólico lleno de belleza. Muy lindo. Saludicos.

    ResponderEliminar
  5. Hola SAK ya estoy aqui de nuevo,
    Mira, hay veces, que es necesario momentos como estos, tenemos el alma tan llena de cosas, que hay que aligerarla y lo mejor es el silencio, y hacer como si no existiese nada a nuestro alrededor, eso nos da la posibilidad de contemplar nuestro interior y limpiarlo de lo que no nos gusta o nos hace mal. Luego todo vuelve a la normalidad con más fuerza si cabe.

    Un beso guapa

    Pilar

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...