sábado, 20 de octubre de 2012

Ilusión

A veces ponemos mucha ilusión, mucho empeño en alguna persona, o cosa. De esta forma es más fácil llegar a la desilusión, porque siempre esperamos mucho, y nuestras expectativas no tienen por que responder a lo que es la realidad.

No deberíamos esperar de la otra persona, más de lo que vamos recibiendo. De esta manera nos puede sorprender y, además de ello, no decepcionar con facilidad. Los culpables de la decepción, somos mayormente nosotros.

Además, esperar del otro, es en cierta medida querer que se comporte como nosotros queremos que lo haga, querer que sea como nosotros; y no debemos intentar cambiar a nadie.


Sakkarah

10 comentarios:

  1. En el amor siempre debe haber
    un poco de perdón para el defecto
    y un mucho de comprensión.

    Un abrazo de buenas noches.

    ResponderEliminar
  2. Llevas razón pero todos esperamos ser tratados como personas que nos dieron ilusión,y más tarde se convirtió en frustración.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. A los que se ilusionan en demasía les llaman ilusos.

    Y digo yo, qué sería de nosotros sin la ilusión? Que me llamen lo que quieran...

    Besos

    ResponderEliminar
  4. También llevas razón, Jose... Un beso

    ResponderEliminar
  5. Trini, yo, aunque quiera, no paro de ilusionarme...

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola, Sakk... Sabes?... siempre he pensado lo mismo que has expresado. Es más, a veces exigimos a los demás más de lo que nosotros mismos podemos dar.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  7. Es idealizarlo, hay que darse tiempo para conocerse y aceptarse o modificar complementándose, en todo es un acto de amor.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo contigo, Carmen. Ni se puede obligar a nadie a tener un determinado comportamiento y menos aún si además pretendemos juzgarlo poniendo el listón más bien alto.


    Zhivago

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...